Adrián Ríos MD

Las hiperplasias sebáceas son agrandamientos de los lóbulos sebáceos de la piel o aumento en su número, en un tamaño que varía entre 1-6 milímetros y por lo regular tienen presentación múltiple. Presentan en su superficie una pequeña umbilicación con algunos vasos arboriformes rodeando la lesión. Son de consistencia similar a la piel, no son duras y traslucen un aspecto similar a un comedón cerrado un poco menos uniforme simulando quistes superficiales. Su aparición es más frecuente en la cuarta década de la vida y afecta la cara y el cuello submaxilar. Por lo general, son confundidas con comedones que persisten y no liberan material queratínico en vez de esto,  drenan una sustancia de aspecto lechoso.  Las personas que inician a temprana edad con estas lesiones tienen mayor cantidad de lesiones y son las más grandes, hasta los 5 y 7 milímetros de diámetro.

El análisis histológico muestra lóbulos de adipocitos maduros que desplazan la dermis rodeando un conducto central que llega hasta la superficie epidérmica, los adipocitos se comunican al conducto central por medio de canales secundarios. “El tamaño de los lóbulos puede no ser mayor al de la piel vecina, da la sensación que existe un mayor número de estos”. La lesión es por lo general bien delimitada lateralmente.

https://nanopdf.com/download/tema-66-hiperplasia-sebacea-y-rinofima_pdf

Casos de aparición múltiple se han reportado posterior a tratamientos con ciclosporina.

DOI: 10.1016/j.ad.2010.10.018

El origen de las hiperplasias sebáceas podría explicarse a partir de la pérdida de algún tipo de control que actuara en un receptor específico del adipocito basal.

Las hiperplasias sebáceas no son curables a largo plazo y tampoco tienen una terapia medicamentosa específica con resultados curativos. La opción que tenemos es reducirlos con intención estética y con procedimientos en el mismo contexto.

La isotretinoina a dosis plenas por dos meses fue utilizada en un grupo de 24 pacientes en Brasil. El estudio tuvo una alta tasa de deserción al tratamiento ( 20 %). Los autores mencionan favorables resultados estéticos aunque no los cuantizaron. En cuanto a los conteos de lesiones se encontró disminución de los promedios  lesiones por paciente a dos años de seguimiento.

http://dx.doi.org/10.1590/abd1806-4841.20153192

Durante tratamientos prolongados con isotretinoina utilizados para el tratamiento del acné, es notable la disminución en el número de lesiones en los pacientes que ya las tienen, también se observa un efecto prolongado en los pocos casos que en la consulta se pueden seguir.

Se justificaría la utilización de la isotretinoina en la presencia masiva de lesiones en casos de bajo riesgo de intoxicación con este medicamento.

La remoción  de las hiperplasias sebáceas con electrocirugía es el procedimiento más utilizado. El láser facilita el destechado de las lesiones vital para delimitarlas con la ayuda del microscopio. Las lesiones más pequeñas y numerosas son las más indicadas para el láser.

La expresión de la glándula completa puede dejar hundimientos por periodos de tiempo largos. De tal manera en ocasiones es aconsejable el abordaje secuencial en las lesiones más grandes. Una vez intervenidas debe realizarse una adecuada documentación debido a que pueden simular con el pasar de los años una carcinoma basocelular si no se han extirpado por completo.

Intraoperatorio tratamiento hiperplasia sebácea

Proceso de extirpación de una hiperplasia sebácea