Las hiperplasias sebáceas son agrandamientos de los lóbulos sebáceos normales. Se presentan en especial en la frente, las mejillas, el dorso de la nariz y en las ramas mandibulares.

Su remoción con métodos no asistidos con láser es por lo general, incompleta.

Al aumentar su tamaño desplazan la piel circundante, creando  un espacio que debe cerrarse con suturas en las lesiones más grandes.

Cuando las hiperplasias sebáceas son pequeñas basta la expresión asistida con láser.

2016040920160916

Técnica combinada con vaporización con láser con cierre primario de las lesiones de mayor diámetro y cierre por segunda intención para las más pequeñas, casi puntutales

Las vaporizaciones de lesiones requiere la nivelación de la piel circundante en las áreas en donde la sutura no tenga buen pronóstico como en las superficies con porosidad abundante:

20160409-103

Secuencia de vaporización con cierre para segunda intención. Nótese que la extensión de la intervención aumenta un diámetro similar a la lesión. Es vital comprobar que la lesión haya sido eliminada por completo. El eritema y el hundimiento de la zona intervenida suele durar entre 2 y 3 meses.

Caso 01

Caso 02

Caso 03