Extirpación secuencial de múltiples quistes epidermoides asistida con láser Erbio-YAG
MILIA

Los quistes cutáneos se originan a partir del atrapamiento de tejido anexial de la piel  bien sea, de la unidad pilosebácea o de la gládula sudorípara.

La ventaja de la utilización del láser Erbio-YAG en las incisiones y del láser de CO2 en su disección es la del control del sangrado y de hacer posible mediante una adecuada visualización , eliminar restos de cápsulas que pueden quedar en la disección con inflamación o sangrado abundante. 

Cuando el origen es superficial ( porción infundibular) se denomina epidermoide, poseen una membrana de epitelio que los envuelve y su contenido es queratina atrapada dentro del quiste. Algunos muy pequeños pueden desaparecer espontáneamente o por manipulación muy discreta con agujas. Cuando son más profundos y más grandes, desplazan los tejidos vecinos y pueden adheririse al segmento de piel en donde se originó visualizándose en ocasiones un pequeño orificio.  La resección quirúrgica es la norma y todas las técnicas buscan la remoción completa, la cual, tiene como condición básica, una adecuada visualización y esta será más posible realizando la disección desde tejido sano, sacrificando la porción de piel adherida al quiste. La rotura del quiste es muy fácil durante la manipulación y debe evitarse puesto que, la mínima presencia de un residuo de cápsula o material queratínico, puede generar un nuevo quiste. Cuando la disección no es posible, una alternativa es el curetaje seguido de colocación de una mecha hasta que salga limpia y el lecho cierre completo, una vez se controla la infección. Esta técnica puede ser incompleta y requerir una nueva intervención. 

Los quistes que nacen a partir de estructuras más profundas que siguen en frecuencia a los epidermoides, nacen en su mayoría en el cuero cabelludo, se conocen como quiste triquilemal, pilar, sebáceo entre otros nombres. Es un quiste que nace en la dermis profunda y se expande en el tejido subcutáneo. Su presencia en el cuero cabelludo a partir de dermis profunda obliga a una resección igual a la anteriormente descrita, incluyendo el segmento de piel origen del quiste y que puede estar tan adelgazada que no amerita su conservación. Una vez sale el material queratósico debe revisarse muy bien el lecho y evitar el sangrado para descartar restos de la cápsula.

Cuando aparecen tallos vellosos dentro de los quistes se denominan quistes vellosos eruptivos, aparecen con más frecuencia en el torax, pueden presentarse con otros parecidos pero sin pelo, los esteatocistomas de contenido netamente sebáceo. La técnica es de drenaje tratando también de incluir las pequeñas porciones capsulares con la ayuda del microscopio. Se debe evitar incisiones amplias debido a que el tórax es propenso a cicatrices.

Los esteatocistomas son el quiste del conducto sebáceo. Es el único verdaderamente, sebáceo.  Pueden afectar las axilas, el cuello y los brazos, con especial predilección por la superficie anterior del tórax. Los drenajes de estos quistes se pueden realizar con punciones pero es generalmente incompleto y de muy poca duración. Otra vez el microscopio quirúrgico mejora la intevención de estos quistes con el láser.

Puede presentarse un quiste solitario de tipo velloso con pelo terminal en la mayoría de ocasiones solo en cabeza y cuello. Se denominan quistes de pelo terminal.

Existe otro quiste poco frecuente en la cabeza y el cuello normalmente presente desde el nacimiento resultado del secuestro de tejido cutáneo en las líneas de cierre embrionario. En especial se localiza alrededor de las órbitas y su cápsula contiene anexos cutáneos. Los tallos pilosos son de tipo lanugo. Se denomina quiste dermoide 

 Por último, no es infrecuente ver los hidrocistomas, lejos de las descripciones clínicas usuales, generalmente aparecen como lesiones únicas de contenido cristalino menores a un centímetro en personas de edad media, seguramente debido a, la dilatación de un conducto normal. Sin embargo, la manipulación de la cápsula es muy difícil rompiéndose con facilidad, su evaporación debe dejar un lecho completamente libre de lesión pues recurren si su resección no es completa 

Resultado de extracción asistida con láser de quistes epidermoides múltiples
MILIA