Los tatuajes  de color negro siempre son captados por el láser.

Las partículas de las tintas negras son las más pequeñas (30 nanómetros) y son más fácilmente destruidas por el láser.

La tinta es trasladada por las células blancas a los ganglios linfáticos. Este proceso es el que permite que el tatuaje desaparezca sin dejar cicatrices, tarda meses hasta ser observable a simple vista.

Un tatuaje puede seguir aclarando por 1 o 2 años posterior a la sesión sin realizar nuevas sesiones, cuando deja de aclarar, debe realizarse la siguiente sesión.

Tatuaje negro tratado con láser

Seguimiento posterior a una sesión láser a 18 meses que, resultó en la aclaración de más del 90 % de la tinta. En el control del mes 5 ya presentaba una aclaración notable con algunas áreas de migración de pigmento enlodado.

Un tatuaje del color más vivo  contendrá más tinta y tardará más en ser eliminando.

Un tatuaje gigante no es posible de eliminar por completo.

Las sesiones realizadas cada mes tienen el riesgo de provocar pigmentaciones enlodadas de tinta y fomentan la aparición de cicatrices y despigmentaciones permanentes.

 

Seguimiento de tratamiento de remoción de tatuaje a 6 años y medio de 8 sesiones láser

Tatuaje no profesional con alta densidad de tinta. La secuencia de las fotos demuestra que la aclaración de la tinta a menos de 3 meses es muy poco evidente hasta el mes 5. Las sesiones posteriores a 6,18 y 7 meses dejó zonas sin pigmento . Las posteriores sesiones al mes 15,8 y 22 meses mostraron resultaron en la casi total remoción de la tinta.


Tatuaje no profesiones de alta densidad de tinta tratado con láser

Posterior a 3 sesiones en 8 meses fue evidente que el tatuaje continuó aclarando hasta el control al tercer año


Seguimiento a 5 años posterior a dos sesiones de tatuaje no profesional con alto nivel de tinta

Seguimiento de 5 años posterior a dos sesiones en un tatuaje con alto contenido de tinta. Las zonas más pigmentadas persisten


Tatuaje no profesional tratado con láser

Tatuaje pequeño con mediana cantidad de tinta tratado con dos sesiones láser. Posterior a 5 años no se observa pigmento

Los tatuajes multicolor no tienen resultados completos.

 

Cuando se utiliza el láser verde su color antagónico (rojo) puede ser removido. Sin embargo, algunos tonos utilizados en tatuajes cosméticos pueden no aclarar y oscurecer a negro, color que si responde al láser

Tatuaje con mutación de color de rojo a pardo oscuro provocado por sesión láser

Una segunda sesión generó un resultado completo

Solo algunos colores diferentes al rojo tienen láser de color antagónico. La gama completa de láseres para todos los colores no existe todavía.

savedpicture-2013731165045 La escala cromática de color aplicada al láser

Al igual que se obtienen efectos de camuflaje con los colores antagónicos, los láseres son más efectivos cuando hay antagonismo de color. Solo contamos con fuentes de color antagónica en el rojo y verde lo cual es efectivo para los colores rojos y algunos tonos de verde con un láser rojo. No existen láseres naranja, violeta y azul entre otros en longitud de pulso en nanosegundos lo que, disminuye los resultados en los colores azul, amarillo y violeta

https://www.google.com.co/url?

Caso 01

Efecto de aclaramiento inmediato por combustión de la tinta con el láser. Es más evidente con escasa cantidad de tinta

Caso 02

La aclaración del tatuaje fue mayor posterior a un año de la primera sesión, 8 días después de la primera sesión el tatuaje se observa  incluso, más oscuro. El control a 6 meses después de la segunda sesión muestra menor aclaración del tatuaje que el control  a 2 años. Una cuarta sesión corrobora que esperar más de 6 meses después de la sesión es lo ideal. 

Caso 03

Tratamiento de tatuaje delineado de párpados con escurrimiento de pigmento.

Caso 04

Tratamiento de tatuaje gigante no profesional en el seno

Caso 05

6 meses de seguimiento posterior a una sesión con láser conmutado de un tatuaje antiguo de las cejas.

Caso 06

El aclaramiento inmediato de un tatuaje se consigue con el láser conmutado en la presencia de menor cantidad de tinta.