La hipomelanosis gutata se conoce como un trastorno de pigmento que hace parte del fotodaño cutáneo y que a simple vista parece tener solo un componente de pérdida de pigmento. Por lo general no se tratan pero son muy frecuentes.

En la foto se observa como en la dermoscopia el apecto es francamente queratósico y como en el pequeño sitio en donde la lesión no desapareció persiste el mismo aspecto de la lesión inicial. También se observa que la lesión no tratada, señalada en amarillo no cambió.

El procedimiento fue realizado con láser Erbio-YAG vaporizando hasta el plano que se observa en la fotografía. La paciente fue instruida a permitir dosis controladas de exposición solar en esta zona para estimular un poco la repigmentación.

La fotografía de control fue tomada un año después del procedimiento y la paciente no es consciente del momento en que esta ocurrió.

El procedimiento ha dado resultados también con láser de dióxido de carbono pero suele cursar con una mayor inflamación.

En estas lesiones los láseres fraccionados no han demostrado mayor indicación debido a que su profundidad es menor que una dermoabrasión local

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.