Adrián Ríos , MD

Los lunares más superficiales y pequeños son las mejores indicaciones de las técnicas de resección con el láser bajo microscopio.  La incisión tradicional genera cicatrices de mayor  tamaño al diámetro inicial del lunar.

La cauterización con métodos distintos al láser imposibilita visualizar residuos del lunar.

El procedimiento con el láser ayuda a evitar hundimientos de las zonas tratadas debido a que se posibilita el “tallamiento” de un borde suave sin lesionar demasiado el lecho de cicatrización

Afeitado con láser de un nevus de Meischer del dorso nasal

En una zona en donde el corte y cierre primario provocaría una cicatriz, se realizó un afeitado del nevus asistido con microscopio. La foto corresponde al control al mes 3

Cuando se trate de un lunar amplio y profundo se prefiere la resección quirúrgica de ser posible, pero cuando el lunar es extenso, el láser se convierte en la única herramienta posible en zonas de compleja reconstrucción. Los lunares congénitos amplios y profundos quirúrgicamente no resecables serán abordables dependiendo su ubicación, extensión y componente profundo de la lesión. No existen criterios rígidos en este campo.

Lunar congénito tratado con láser

Se realizaron 8 sesiones láser en un periodo de 3 años y medio

Las técnicas láser requieren revisión para eliminar pequeños residuos de las lesiones y tratar ocasionalmente cicatrices.

Nevus melanocítico vecino al canto interno tratado con láser

Nevus intradérmico por delante del canto interno del ojo derecho tratado con vaporización láser


Mácula melanótica del labio tratada con láseres Erbio-YAG y de dióxido de carbono. Las persistencias locales son frecuentes. Fueron controladas en un periodo de observación de 5 meses.


Vaporización simultánea de lunares del ala nasal y del párpado superior, resultados a 2 y 5 años

La vaporización controlando el sangrado permite tratar lunares relativamente profundos puesto que, la menor lesión del lecho cicatricial permite la cicatrización conservando el nivel de la superficie de la piel. A largo plazo ambas resecciones fueron suficientes y el afeitado láser demuestra su mejor resultado estético


Nevus de 1 milímetro de diámetro en el párpado inferior tratado con láser Erbio-YAG

La acción inmediata muestra la exclusiva vaporización del nevus hasta el plano de la dermis, de color blanco. A 30 días posterior a la vaporización láser del nevus se observa leve eritema en la zona tratada

Lunares del borde libre del párpado

Lunares en el cuero cabelludo

Múltiples lunares en la mejilla

Lunares del labio superior

Lunar en áreas de alta motilidad (superciliar)

Vaporizaciones de nevus superficiales con regeneración completa sin hundimiento y evitando una cicatrices deformantes.

El postoperatorio de las vaporizaciones es más lento que el de las incisiones debe vigilarse en el primer año.

Primer año en la evolución de un lunar tratado en la mejilla

La utilidad de la guía microscópica en la vaporización de los lunares. Se evidencia el aspecto distinto del lecho en la imagen intraoperatoria que corresponde a la posterior persistencia del lunar.

20150606-20161114Lunares congénitos de profundidad mediana reducidos en  forma secuencial.

Lunar congénito profundo irresecable con técnicas convencionales

Nevus congénito del párpado superior tratado con láser Erbio-YAG

El tiempo de nivelación de una lesión en el bermellón se evidencia en estas fotografías a la altura del día 15 , dos años después el desnivel es casi nulo
Lunares del cuello intervenidos con láser. Resultado dos años después

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.