Adrián Ríos MD

Los nevus melanocíticos congenitos gigantes comprometen el espesor total de la piel. La vaporización de estas lesiones por planos de profundidad es en consecuencia, imposible. Los láseres que agreden solamente el pigmento, no logran el control de las lesiones con abundante componente celular y sobre todo los de mayor espesor. La mayor superficie de estos tipos de lunares y una localización como la de esta paciente, limitan el abordaje quirúrgico.

Aunque todavía de forma más tozuda que con evidencia científica, se podría abrir la posibilidad de que el tratamientos mediante vaporización láser puedan despertar tumores tipo melanoma,  nadie ha demostrado que los genere el láser. Lo que existe, es melanomas previos, que hay que diagnosticar  antes de vaporizar y trastornas por completo la estructura. Cada vez aparecen nuevos recursos para aumentar la seguridad pero ninguno  es más sensible y específico que la biopsia de los sitios sospechosos.

Dermafoto de nevus melanocítico congénito del labio superior

Patrón de pigmentación del nevus melanocítico del labio superior

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.