El tratamiento de las manchas de la piel con láser merece las siguientes consideraciones de acuerdo a su diagnóstico:

Existen dos tipos de manchas que deberían considerarse según el abordaje del tratamiento asistido con láser:

Melasma: Tratamiento del melasma con láser

Se trata de manchas hiperpigmentadas de aspecto mapeado que afectan por lo general las mejillas, el dorso nasal, la frente y los labios.

Fotodaño:

Suele tener un aspecto más moteado y puede presentar otros cambios como atrofia de la piel. En el cuello y el área del escote puede ocupar zonas más amplias presentando además aumento de la red vascular  a estos cambios se les denomina poiquilodermia, también algunos trastornos como los léntigos . Rejuvenecimiento láser