Comprendiendo las dimensiones de los tejidos y del láser

Macias-Arias PA 1, Ríos A 2

  1. Residente de tercer año dermatología – Fundación Universitaria Sanitas
  2. Director Unilaser médica

El uso del láser en dermatología tiene tres ventajas: selectividad al color, capacidad de pulsos ultracortos y posibilidad de realizar disparos a menor diámetro.

Las potencias usadas con el láser se ajustan mejor a las estructuras de la piel según sus dimensiones. Una baja potencia llevará a una acción insuficiente, mientras que un valor muy alto lesionará al tejido circundante.

El láser también tiene sus dimensiones, su tamaño que llamaremos longitud de onda y podrá alterar en diferentes grados las estructuras diana. La naturaleza de un pigmento es captar luz.  El pigmento, bien sea melanina, hemoglobina o tinta absorberán de forma selectiva el láser según su color. El agua tiene la posibilidad de captar, dejar pasar o inactivar el calor generado por el láser. La piel, contiene agua, pigmentos y una alta composición de carbono que actúa como comburente que puede llevar a un daño térmico irreversible manifestado por el cambio de coloración de la dermis en el intraoperatorio.

La melanina es el principal captador del láser en la piel.  En los fototipos oscuros, la absorción incrementada de energía, es posible controlarla  aumentando las longitudes del pulso del disparo. Distribuir una misma potencia en un tiempo más largo disminuye la densidad de energía y permite controlar los efectos según las diferentes estructuras.

En dermatología, se utilizan con mayor frecuencia los pulsos en milisegundos para intervenir sobre estructuras como vasos y pelos, y otros como las nanosegundos y las de centésimas de picosegundos para la eliminación de tatuajes. En la depilación láser se utilizan longitudes de pulso según el tamaño del objetivo, un pelo del grosor más fino requerirá pulsos en menos milisegundos que los más gruesos.

Las longitudes de onda de los láseres se miden en nanómetros (1 nm = 1×10-9 metros). Las estructuras biológicas tienen tamaños por debajo del milímetro. En escalas de milésimas partes tenemos personas, hormigas, bacterias, virus, medicamentos, átomos. Las bacterias, hongos, melanocitos y folículos pilosos los medimos en micras (1 µm = 1×10-3 metros), los virus, partículas de tinta y proteínas, en nanómetros (1 nm = 1×10-9 metros), los átomos y algunos medicamentos se miden picómetros (1×10-12 metros) y, las estructuras nucleares como protones y neutrones se miden fentómetros (1×10-15 metros). Ver Tabla 1. En resumen, los láseres intervienen de forma preferente sobre las estructuras proteicas.

Tabla 1 Las dimensiones biológicas

SI: Sistema Internacional de Unidades Esta tabla describe dos franjas. La primera, en una tonalidad naranja corresponde a la zona en la que es posible encontrar vida, y la segunda, marcada como zona gris, que corresponde a aquella zona en la que no es posible encontrar vida.

 

SI: Sistema Internacional de Unidades Esta tabla describe dos franjas. La primera, en una tonalidad naranja corresponde a la zona en la que es posible encontrar vida, y la segunda, marcada como zona gris, que corresponde a aquella zona en la que no es posible encontrar vida.

Tras comprender las dimensiones biológicas de las estructuras que nos rodean en la cotidianidad, ahora podemos pasar a entender las dimensiones de los tejidos blanco en dermatología y su aplicabilidad en terapia laser. (Ver tabla 2).

Estos toman importancia puesto que nos permiten comprender los diferentes grados de profundidad de dichas estructuras, logrando una mejor elección del tipo de laser a utilizar y así mismo ajustar los parámetros de penetración del laser hasta la estructura blanco que deseamos intervenir.

Tabla 2 Dimensiones de los tejidos

Entonces, ¿tendrían las longitudes de onda más largas una mayor penetración?

La longitud de onda es la distancia que existe entre dos puntos sucesivos que se encuentran en un mismo estado de vibración. Se simboliza con la letra griega lambda (λ) y se mide en múltiplos o submúltiplos del metro en unidades del sistema internacional de medidas explicado al inicio del artículo.

El espectro electromagnético (ilustración 1) corresponde a la distribución energética del conjunto de ondas electromagnéticas, que se extiende desde la radiación de menor longitud de onda (rayos gamma, rayos X) hasta las de mayor longitud de onda (ondas de radio), donde se debe tener en cuenta que entre mas corta sea la longitud de onda, mas alta es su frecuencia.

Ilustración 1. Ondas electromagnéticas

Figura tomada de: https://es.wikipedia.org/wiki/Espectro_electromagn%C3%A9tico

Figura tomada de: https://es.wikipedia.org/wiki/Espectro_electromagn%C3%A9ticohttps://es.wikipedia.org/wiki/Espectro_electromagn%C3%A9tico

 

De igual forma, debemos comprender las longitudes de onda que son emitidas por el espectro electromagnetico (ver tabla 4), de las cuales el espectro de luz visible e infrarrojos corresponden a las terapias de luz mas utilizadas en dermatología y son medidas en nanómetros.

 

Tabla 4 Las longitudes de onda del espectro electromagnético

CONCLUSIÓN

Las estructuras blanco captarán el laser según su composición y tamaño. Células o estructuras reaccionarán de forma conjunta según el tipo de láser (es) utlizado.

FUENTES

  1. Comparative Study. Skin Res Technol. 2014 Feb;20(1):50-7. Comparison of the stratum corneum thickness measured in vivo with confocal Raman spectroscopy and confocal reflectance microscopy A Böhling 1S BielfeldtA HimmelmannM KeskinK-P Wilhelm,  doi: 10.1111/srt.12082. Epub 2013 Jun 12.
  2. Kruglikov IL. Influence of the Dermis Thickness on the Results of the Skin Treatment with Monopolar and Bipolar Radiofrequency Currents. Biomed Res Int. 2016;2016:1953203. doi: 10.1155/2016/1953203. Epub 2016 Jul 14. PMID: 27493952; PMCID: PMC4963602.
  3. Lee Y, Hwang K. Skin thickness of Korean adults. Surg Radiol Anat. 2002 Aug-Sep;24(3-4):183-9. doi: 10.1007/s00276-002-0034-5. Epub 2002 Jul 12. PMID: 12375070.
  4. Y. Lee Æ K. Hwang.  Skin thickness of Korean adults. Surg Radiol Anat (2002) 24: 183–189 DOI 10.1007/s00276-002-0034-5
  5. Verboven, K., Wouters, K., Gaens, K. et al. Abdominal subcutaneous and visceral adipocyte size, lipolysis and inflammation relate to insulin resistance in male obese humans. Sci Rep 8, 4677 (2018). https://doi.org/10.1038/s41598-018-22962-x
  6. Thingnes J, Lavelle TJ, Hovig E, Omholt SW. Understanding the melanocyte distribution in human epidermis: an agent-based computational model approach. PLoS One. 2012;7(7):e40377. doi:10.1371/journal.pone.0040377
  7. Bowman SL, Marks MS. Shining a Light on Black Holes in Keratinocytes. J Invest Dermatol. 2018 Mar;138(3):486-489. doi: 10.1016/j.jid.2017.11.002. PMID: 29477191; PMCID: PMC5832358.
  8. https://www.sciencedirect.com/topics/immunology-and-microbiology/dermis#:~:text=Other%20skin%20components%20such%20as,back%2C%20palms%2C%20and%20soles.
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3834696/
  10. https://www.labce.com/spg579126_red_blood_cell_rbc_size_variation.aspx
  11. http://organismalbio.biosci.gatech.edu/growth-and-reproduction/introduction-to-growth-and-reproduction/
  12. http://organismalbio.biosci.gatech.edu/growth-and-reproduction/introduction-to-growth-and-reproduction/
  13. https://www.lifeder.com/escala-microscopica/
  14. https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_Internacional_de_Unidades

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.